De igual modo que las fotos de la boda son importantes, un video puede ser una manera distinta de evocar los momentos más bellos de un enlace. Nuestros vídeos son igual de elegantes y limpios que nuestras fotos, no son largos (consideramos que unos quince minutos es la duración ideal) y el sonido ambiente junto con la banda sonora están cuidados al máximo para ofreceros un resultado que no sea aburrido de ver.