Boda María + José

María y José se casaron en otoño en Mas d´Alzedo en una ceremonia civil íntima en la que que las fotos estaban a cargo nuestro.

blgmyj-0108.jpg

En esta ocasión, María decidió vestirse en la propia masía, para evitar nervios innecesarios el mismo día de su boda. Es algo que nos encanta.

blgmyj-0103.jpg

Mientras tanto, José prefirió pasar los últimos momentos antes del enlace en un apartamento alquilado para la ocasión, de modo que pudiese acomodar a sus invitados (algunos de los cuales habían viajado miles de kilómetros para asistir a su boda).

blgmyj-0100.jpg
blgmyj-0101.jpg
blgmyj-0104.jpg
La luz de otoño es magnífica para hacer fotos en bodas de día.

La luz de otoño es magnífica para hacer fotos en bodas de día.

blgmyj-0105.jpg
blgmyj-0106.jpg
blgmyj-0107.jpg
Sí, son unos Manolos de esos.

Sí, son unos Manolos de esos.

blgmyj-0900.jpg
blgmyj-0111.jpg
blgmyj-0110.jpg
blgmyj-0112.jpg

La ceremonia se realizó en el jardín preciosamente decorado para la ocasión.

blgmyj-0116.jpg
blgmyj-0115.jpg
blgmyj-0117.jpg
blgmyj-0118.jpg
blgmyj-0119.jpg
blgmyj-0120.jpg
blgmyj-0121.jpg
blgmyj-0123.jpg
blgmyj-0124.jpg
blgmyj-0903.jpg
blgmyj-0125.jpg
blgmyj-0122.jpg
blgmyj-0904.jpg
blgmyj-0131.jpg
blgmyj-0132.jpg
blgmyj-0901.jpg
blgmyj-0127.jpg

Durante la entrada al banquete (que corría a cargo de Cocotte Catering), se habían colocado junto a la puerta unos lanzadores pirotécnicos de confeti, lo que unido a la música que estaba sonando (auténtico rock´n roll del bueno) hizo que resultase uno de los momento más impactantes de la jornada.

Yeahhh!

Yeahhh!

blgmyj-0134.jpg
blgmyj-0902.jpg
Uno de los regalos de los novios a los siguientes amigos que se casaban.

Uno de los regalos de los novios a los siguientes amigos que se casaban.

blgmyj-0138.jpg
blgmyj-0140.jpg
blgmyj-0141.jpg
blgmyj-0142.jpg
blgmyj-0139.jpg
blgmyj-0143.jpg
blgmyj-0144.jpg
blgmyj-0147.jpg
blgmyj-0149.jpg
blgmyj-0146.jpg
blgmyj-0148.jpg
blgmyj-0145.jpg

Y sin lugar a dudas, una de las mejoras cosas de las bodas de día: La fiesta comienza cuando el sol empieza a ponerse, dejando todavía pendientes muchísimas horas de diversión.