Vacaciones

No, no nos vamos de vacaciones, es que volvimos de ellas hace unos días, y nos apetece enseñaros fotos y contaros lo que hemos hecho y visto.
Es un poco atípico, ya que estamos acostumbrados a poner aquí fotos hechas con grandes cámaras réflex, casi todas tiradas a lo largo de un solo día, y con una coherencia temática bastante obvia. Y en este caso se trata de fotos tiradas con la mini-cámara nuestros teléfonos y la pequeña Fuji X100 que nos acompaña siempre que estamos de ocio.

Cielos azules, sol y calor. Lo cierto es que era lo último que esperábamos encontrar en Euskadi a mediados de marzo.

Cielos azules, sol y calor. Lo cierto es que era lo último que esperábamos encontrar en Euskadi a mediados de marzo.

Como todos los viajes de ida, se nos pasó en un plis. En cuanto nos dimos cuenta estábamos en un pueblecito de La Rioja llamado Cuzcurrita del Río Tirón. Nos alojamos en un pequeño hotel con una decoración... peculiar (es este, por si os pica la curiosidad), y ya la primera noche cenamos unas costillas a la brasa de sarmiento que nos volvieron locos en el único sitio que había abierto en la aldea, el Asador Aker. Nos gustó tanto que a la siguiente noche volvimos a cenar allí :)

Pilar conduciendo, la inquietante vista desde la cama donde dormimos y las RIQUÍSIMAS COSTILLAS.

Pilar conduciendo, la inquietante vista desde la cama donde dormimos y las RIQUÍSIMAS COSTILLAS.

Como no queríamos que tanta comilona hiciese que al volver tuviésemos que comprarnos ropa cuatro tallas más grande, intentamos estar lo más activos posible durante esos días. Los alrededores de las aldeas de La Rioja, además de bodegas, están llenos de pequeños caminos que llevan a ermitas o a aldeas todavía más pequeñas, y nos recorrimos un montón de ellos disfrutando de la tranquilidad y los paisajes.

Esto es un "prado", en nuestra mediterránea ciudad no hay :(

Esto es un "prado", en nuestra mediterránea ciudad no hay :(

Los muros no eran de hormigón ¡Eran de piedra! La diferencia a la hora de hacer fotos es abismal.

Los muros no eran de hormigón ¡Eran de piedra! La diferencia a la hora de hacer fotos es abismal.

euskadi-0104.jpg

Al día siguiente, decididos a ver todo lo que pudiésemos, nos planteamos un recorrido matutino por siete u ocho pueblecitos de la zona, para terminar la tarde visitando una bodega. Según nos había aconsejado una de nuestras parejas de novios hacía unos días durante una preboda, la mejor bodega para visitar si nunca habíamos visto una era la de López de Heredia, y el consejo resultó acertadísimo: Los enormes sótanos llenos de toneles y mohos antiguos (y botellas antiguas) son algo que merece la pena ver.

Estas son las vistas que tiene una aldea llamada Cellorigo. Está situada arriba de un peñasco y al parecer en sus tiempos hubo un castillo y una gran batalla, pero ahora es tan diminuta que no tenía ningún sitio para tomar café.

Estas son las vistas que tiene una aldea llamada Cellorigo. Está situada arriba de un peñasco y al parecer en sus tiempos hubo un castillo y una gran batalla, pero ahora es tan diminuta que no tenía ningún sitio para tomar café.

Una bonita forma de decorar callejones estrechos.

Una bonita forma de decorar callejones estrechos.

euskadi-0107.jpg
Los sótanos de la bodega López de Heredia.

Los sótanos de la bodega López de Heredia.

Tras unos días en La Rioja, cambiamos de lugar para terminar en Euskadi: Unos días en Bilbao y otros en Vitoria. A partir de ese momento, nuestro alojamiento lo habíamos concertado a través de Airbnb, algo que nunca habíamos hecho y que nos ha parecido tan bien que seguramente lo usaremos mucho a partir de ahora.

La playa de Getxo durante la única mañana que pasamos en Euskadi en la que no lucía el sol.

La playa de Getxo durante la única mañana que pasamos en Euskadi en la que no lucía el sol.

euskadi-0110.jpg
euskadi-0111.jpg
Creemos que el puerto de Getxo estaba "así" debido a un temporal que hubo hace unas semanas.

Creemos que el puerto de Getxo estaba "así" debido a un temporal que hubo hace unas semanas.

Pese a todo, los colores de las "cosas de mar" nos encantan.

Pese a todo, los colores de las "cosas de mar" nos encantan.

Y una vez en Bilbao, siendo turistas, teníamos que ver el Guggenheim y hacer las fotos de rigor, claro. Pese a todo, no nos pareció lo más importante que tenía que ofrecernos la ciudad (ni siquiera entramos, las exposiciones no nos parecían atractivas)

La araña mola.

La araña mola.

euskadi-0115.jpg
euskadi-0116.jpg
Elías piensa que esto es un gato. Pilar opina que es un perro. Sería sencillo buscar qué es, en Google, pero no lo hemos hecho para seguir con la incógnita :)

Elías piensa que esto es un gato. Pilar opina que es un perro. Sería sencillo buscar qué es, en Google, pero no lo hemos hecho para seguir con la incógnita :)

Una de las cosas que más nos gustó, a un rato en coche desde Bilbao, fue el islote de Gaztelugatxe: Una mini-isla con una ermita en medio, a la que se accede a través de unas escaleras de piedra. Pero antes de ir allí, tocaba tomarse un refresco en la terraza de una taberna cercana, con una vistas impresionantes.

Pilar al solete.

Pilar al solete.

Realmente, hicimos un montón de fotos de este sitio.

Realmente, hicimos un montón de fotos de este sitio.

En algunos casos, nos cuesta decidirnos sobre el encuadre ¿Más isla, como en esta imagen?

En algunos casos, nos cuesta decidirnos sobre el encuadre ¿Más isla, como en esta imagen?

¿O menos, como en esta otra?

¿O menos, como en esta otra?

euskadi-0123.jpg
euskadi-0124.jpg
Alguien había escrito en una valla de madera.

Alguien había escrito en una valla de madera.

euskadi-0126.jpg
euskadi-0127.jpg
euskadi-0128.jpg
euskadi-0129.jpg
Parece poca cosa, pero hay casi trescientos escalones de subida.

Parece poca cosa, pero hay casi trescientos escalones de subida.

En teoría, si tocas la campana de la iglesia, el sonido es bueno para el dolor de cabeza. Nosotros pensamos que lo que pasa es que tras el pateo y el aire fresco, se te van todos los dolores.

En teoría, si tocas la campana de la iglesia, el sonido es bueno para el dolor de cabeza. Nosotros pensamos que lo que pasa es que tras el pateo y el aire fresco, se te van todos los dolores.

Sin duda, el entorno es relajante y bello.

Sin duda, el entorno es relajante y bello.

¿Y qué es lo que más nos gustó de Bilbao? ¡LOS PINTXOS! Teníamos una lista de 15 o 20 sitios para comer que no debíamos perdernos. Nos recorrimos todos los que encontramos abiertos. 

A la izquierda, las patatas bravas más picantes del mundo. A la derecha, colección de pintxos del Irrintzi incluyendo una croqueta de xipis en su tinta que estaba para morirse.

A la izquierda, las patatas bravas más picantes del mundo. A la derecha, colección de pintxos del Irrintzi incluyendo una croqueta de xipis en su tinta que estaba para morirse.

Bola de patata del Txomin Barullo, de las cosas más ricas que hemos probado nunca.

Bola de patata del Txomin Barullo, de las cosas más ricas que hemos probado nunca.

Pero como no todo en la vida es comer, también tuvimos tiempo de ver un sitio que nos llamaba mucho la atención: El bosque de Oma (más conocido como el Bosque Pintado). Hay que andar durante más de una hora a través de un camino con bastante pendiente, pero sin duda vale la pena.

euskadi-0133.jpg
euskadi-0134.jpg
euskadi-0135.jpg
El Bosque de Oma es una obra ochentera del pintor Agustín Ibarrola, en la que los árboles han sido decorados para componer figuras (bastante abstractas) si se miran desde un punto en concreto.

El Bosque de Oma es una obra ochentera del pintor Agustín Ibarrola, en la que los árboles han sido decorados para componer figuras (bastante abstractas) si se miran desde un punto en concreto.

El resultado es mágico.

El resultado es mágico.

euskadi-0138.jpg
euskadi-0139.jpg

Nuestro último destino era Vitoria, en un apartamento genial y super-bonito (este, para más datos). Teníamos amigos en la ciudad, que aconsejaron hasta el último rincón interesante que debíamos visitar.

Ventanas enormes desde el suelo al techo, no hay cosa que nos guste más.

Ventanas enormes desde el suelo al techo, no hay cosa que nos guste más.

Vitoria está rodeada de parques naturales, jardines inmensos, lagos y humedales.

Vitoria está rodeada de parques naturales, jardines inmensos, lagos y humedales.

euskadi-0143.jpg
euskadi-0144.jpg
Mientras estábamos allí, no podíamos parar de pensar en lo mucho que nos gustaría disponer de entornos como estos para realizar las fotos de nuestras bodas.

Mientras estábamos allí, no podíamos parar de pensar en lo mucho que nos gustaría disponer de entornos como estos para realizar las fotos de nuestras bodas.

euskadi-0146.jpg
El bosque de Armentia.

El bosque de Armentia.

euskadi-0148.jpg
Esto es Salburua, un parque a 5 minutos (andando) de la ciudad.

Esto es Salburua, un parque a 5 minutos (andando) de la ciudad.

Salburua también: Fijaos en que la ciudad está justo al lado.

Salburua también: Fijaos en que la ciudad está justo al lado.

La vuelta a casa se nos hizo un poco cuesta arriba, pero ya estamos otra vez trabajando, con las pilas cargadas y preparando los próximos meses en los que apenas vamos a tener un minuto libre entre tanta boda ¡Y eso también nos gusta!

Por cierto, tened en cuanta que muchas de estas fotos han sido hechas directamente con el móvil (sobre todo las de comida, claro). No es que nos de vergüenza ni nada parecido, es solo que se nota que técnicamente no dan para mucho... ¡Pero estábamos de vacaciones!