Preboda Paloma + Ricardo

El sol de está época, en nuestra ciudad, no tiene el más mínimo respeto por los fotógrafos. Sombras duras, calor y luz cenital son los problemas que nos regala. La manera de lidiar con ellos es usarlos a nuestro favor, tratar de hacer las fotos a una hora en la que no esté demasiado alto y... ¿por qué no? Si la luz es dura, en la playa quedará natural. La pareja cuya preboda os enseñamos hoy eligieron un pequeño pueblecito turístico y playero, con puerto deportivo y una disposición de sus calles un tanto peculiar, con multiples canales, amarres y un estilo "veneciano" en su urbanismo (Port Saplaya) para romper el hielo y perder el miedo a dejarse hacer fotos. Paloma y Ricardo se casan el próximo sábado, por lo que no tardaremos mucho en volver a hacerles fotos.

Azul, rojo y blanco fue la gama de colores que tratamos de buscar a lo largo de toda la sesión de fotos, acompañados por los reflejos dorados que nos ofrecía la luz de última hora de la tarde.

No nos podíamos perder el hacer algunas fotos en el espigón que protege la entrada del pequeño puerto. Según nos contaron nuestros chicos, ese lugar había sido escenario de un montón de tardes juntos. Y además, el diminuto faro que posee era rojo y hacía juego con las imágenes.

Unos días más y estaremos en su boda. Seguro que pasan rápido y en breve os podemos enseñar más fotos.