Boda Virgi + Vicent

¿Una boda con casi 500 invitados? Pues así fue; Virgi y Vicent decidieron invitar a todos sus conocidos y familiares... la cuestión es que cada uno de ellos vivía en un pueblecito diferente (aunque ambos están muy cerca): Alberic y Gavarda en la Ribera Alta. Y claro, la lista se empieza a hacer grande y al final no puedes dejar de invitar a toda la gente que quieres que esté a tu lado en un día tan importante. Vicent se preparó en Gavarda, en el "Nuevo Gavarda", ya que el pueblo antiguo quedo casi deshabitado tras una riada en 1982 (¿os suena lo que pasó con el Pantano de Tous?): Es un lugar muy pintoresco, ya que al ser de construcción muy reciente, todas las casitas son muy parecidas, de colores diferentes y emplazadas según un diseño urbanistico muy contemporáneo y práctico. Esto se puede resumir en que gracias a la orientación de la casa y a los grandes ventanales, tuvimos la suerte de contar con una luz excepcional.

Apenas nos costó 10 minutos cambiar de municipio y llegar a Alberic a tiempo de hacer las fotos de Virgi, que nos estaba esperando (tal y como le habíamos recomendado) todavía sin vestir y con la casa preparada para recibir a toda la gente que iba a esperarla, ya que como manda la tradición en esos lares, todo el mundo acude a ver como la novia sale de casa y la acompaña hasta la iglesia (a la que siempre va andando)

Arroz, pétalos de flores, papelitos de colores e incluso paquetes enteros de arroz recibieron a los novios a la salida de la iglesia: Colores preciosos para fotografiar.

El banquete (enorme como podéis ver en la foto de abajo) se celebró en el mismo Alberic, en la Sala Atenea, la cual creemos que se llenó hasta su máximo aforo (pocos sitios pueden acomodar y servir tan bien a tanta gente) ¿Y esas tres sillas vacías? Las nuestras y la de nuestro compañero videógrafo de esa noche, Salva Llorens (nos encantó trabajar con él)

Y por supuesto, como también suele ser habitual en la Ribera Alta, no pudieron faltar las bromas y las sorpresas de los amigos de nuestra pareja: Disfrazarlos, hacerles pasar por pruebas antes de, entre risas y diversión, entregarles regalos... una auténtica fiesta.

Pero ¿No hay algo que se echa de menos?¿Dónde están las fotos de ellos dos juntos? Es que la boda fue muy tarde, y nuestros chicos prefirieron contratar con nosotros una sesión de postboda para tener oportunidad de volver a vestirse de novios y de tener esas fotos en condiciones de iluminación más propicias. Es más, esas fotos de postboda ya las hicimos la semana pasada ¡Y son espectaculares! En breve os las enseñaremos.