Reseña literaria: "Sobre la fotografía"

Además de hacer fotos, en Un Día de Contraste Perfecto somos ávidos lectores. En una profesión tan denostada como es la fotografía de bodas, para mantenernos en la vanguardia siempre hemos de trabajar en ampliar conocimientos y buscar inspiración en todos los lugares posibles; y nos gusta compartir las cosas que nos parecen interesantes. Es por ello que hoy vamos a haceros una pequeña reseña de una de las obras que creemos debe ser uno de los libros de cabecera de cualquiera que quiera conocer la fotografía (y por supuesto de todo fotógrafo de bodas que se precie): "Sobre la fotografía", de Susan Sontag (1973, ISBN 84-350-1417-7, nuestra edición en Castellano es la antigua, de la editorial Edhasa, pero sabemos que hay una nueva del 2005, de la editorial Alfaguara)

Recomendamos su lectura a cualquiera que quiera empezar a pensar en la fotografía como algo más allá de los últimos modelos de cámara o de los objetivos con anillo rojo. No os asustéis, pero no hay ninguna foto en todo el libro: Es un ensayo. Con un lenguaje, no lo vamos a negar, algo farragoso, Susan analiza todas las piezas que conforman nuestra profesión, y nos ayuda a diferenciar la, a veces, sutil diferencia entre fotografía e ilustración. Tras eso, se dedica a revisar la obra y el concepto de fotógrafos que para nosotros son referentes importantes: Weston, Cartier-Bresson, Stieglitz, y muchos más.

Como podéis imaginar, no es una lectura fácil. Es un libro que hay que tomar con calma, con un café (o mejor con una cafetera a mano) Pero nos parece perfecto para pasar tardes de esas en las que apetece pensar y ponerse algo trascendental.

Una cita: "El cambio social es reemplazado por cambios en las imágenes". Suena duro pero, si pese a ello con nuestras fotos podemos contribuir a que cada día una boda sea menos un acto social y jurídico, y más una declaración de amor ilimitado, nos damos por satisfechos :)

ACTUALIZACIÓN:

Añadimos información sobre la foto que ilustra el post, a petición popular :)

La cámara que se ve tras el libro es una Kodak Instamatic 25, que le regalaron a Pilar (la parte femenina de nuestra empresa) hace unos 300 años. Todavía funciona, sí, cosas de las analógicas. Las gafas son las de Elías (la parte con cromosoma "Y" de Un Día de Contraste Perfecto) La taza de café estaba vacía en el momento de hacer la fotografía: Total, la foto la hicimos durante un mes de agosto mediterráneo, el humo iba a estar más fresquito que el aire en el ambiente, y no se iba a ver...